El riesgo de las tarjetas revolving se dispara en verano: vacaciones y rebajas, un cóctel explosivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
intereses-abusivos-revolving

Los elevados intereses y las bajas cuotas a pagar mensualmente asociadas a las tarjetas revolving las convierten en un producto comprometido para el consumidor.

La llegada del verano ha traído consigo, además de las ansiadas vacaciones, una nueva temporada de rebajas en grandes y pequeños comercios. Por ende, el consumo en los hogares aumenta considerablemente en relación a otros meses del año. En este contexto, las tarjetas de crédito cobran un importante protagonismo sirviendo como aliado a miles de consumidores. No obstante, asociaciones de consumidores y diversos
expertos en la materia advierten de los riesgos de estas deudas, especialmente cuando son contraídas a través de tarjetas revolving o de crédito aplazado.
¿Sabes cuál es la naturaleza de las tarjetas revolving? ¿conoces su funcionamiento? Te
explicamos cómo te puede afectar el uso de las tarjetas revolving en tus compras este verano. ¡Presta atención!

¿Qué diferencia una tarjeta de crédito de una tarjeta revolving?

Aquellos consumidores que abonan una compra utilizando una tarjeta de crédito al uso posponen el pago de la transacción hasta el mes siguiente sin ningún tipo de recargo. Sin embargo, en el caso de las tarjetas revolving, su mecanismo varía. Utilizando esta modalidad, el pago debe aplazarse en varias cuotas y es el cliente el que decide el importe o el porcentaje de la deuda contraída que paga mes a mes. Así, cada vez que decides hacer uso de tu tarjeta revolving, tu acción traerá consigo unos intereses asociados.
Además, ambas tarjetas se diferencian en que los créditos de las revolving se
renuevan cuando llega el siguiente plazo de pago, pues al ser una cuota fija mensual, si el gasto con la tarjeta revolving supera esa cuota, esa cantidad se acumula. Y no solo esto, además, hay que sumarle los ya citados elevados intereses y comisiones que se aplican en este tipo de crédito al consumo.

En las tarjetas de crédito convencionales, el consumidor abona el día estipulado el gasto que ha realizado con la tarjeta de crédito, pero no se acumula a otro mes.

credito-revolving

El riesgo aumenta exponencialmente durante la temporada estival

Diferentes asociaciones de consumidores han asegurado que el verano es la época en la que mayor riesgo existe de contraer deuda a través de las tarjetas revolving. Entre los riesgos vinculados a este tipo de tarjetas se encuentra la imposibilidad de hacer frente a los altos intereses estipulados.

Las tarjetas revolving tienen unos intereses asociados muy elevados que hacen que, dado que la cuota abonada mensualmente sea tan baja, el pago mensual no amortice la deuda contraída y esta siga creciendo. Por ejemplo, si compramos por 1.000 euros a crédito revolving, en poco tiempo, ya debemos esa misma cantidad en concepto de intereses.
A lo mencionado respecto a los elevados intereses se suma el hecho de que a
medida que el cliente amortiza la deuda, el crédito vuelve a estar disponible. Estos dos factores contribuyen a que dicha deuda se prolongue considerablemente en el tiempo convirtiéndose en una espiral.

¿Es legal su comercialización?

La comercialización de tarjetas revolving ha desencadenado un debate, especialmente al considerar que se trata de productos poco transparentes con intereses abusivos. Así lo avalan diferentes sentencias capaces de anular contratos con tarjetas revolving al ser considerados usurarios cuando superan un interés determinado.
El 27 de julio de 2020 se publicó en el BOE una nueva regulación de crédito
revolvente. Son tres los principales puntos a destacar: estudio previo de solvencia que asegure la capacidad de pago del cliente para cubrir el importe anual de las cuotas que amorticen, al menos, el 25% del límite del crédito concedido; apuesta por la transparencia y el derecho a la información; y, por último, obligaciones adicionales de información sobre el importe del crédito dispuesto, el tipo de interés, la modalidad de pago y la fecha estimada en la que el consumidor terminará de pagar.

Protocolo informacional

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) ha puesto en marcha un protocolo de transparencia del crédito revolving, es decir, un documento que las entidades entregarán a los clientes que se interesen por estos productos para informarles de todas sus implicaciones.

Sin embargo, si todavía tienes dudas, no dudes en contactar con nosotros.