Trámites para divorciarse en España: ¿Cuáles son las claves para iniciar el proceso?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
trámites-para-divorcio

Definir el tipo de divorcio por el que se opta, conocer las diferencias entre el procedimiento extrajudicial y contencioso o los documentos necesarios para ejecutarlo.

Cuando una persona está decidida a comenzar con los trámites del divorcio, no hay vuelta atrás. Aunque sabemos que es una situación complicada y, generalmente, desagradable, conocer cuáles son los trámites necesarios para comenzar con el divorcio puede quitarnos una carga de estrés de encima. Aunque lo cierto es que divorciarse en España es mucho más sencillo que en otros países, no es algo inmediato y requiere tener claro cada paso para obtener finalmente los resultados deseados. Es importante recordar que la ley puede dar cobertura a cada situación dependiendo de tus circunstancias concretas.

Al finalizar el matrimonio pueden surgir preguntas sobre el tipo de divorcio que se desea realizar, cuáles son las vías existentes para ello y qué documentos se necesitan para materializarlo. Hoy en día, existen diferentes formas de divorciarse, por ello, te explicamos las principales claves que envuelven el proceso; sin embargo, si lo prefieres, puedes contactar directamente con los mejores profesionales aquí.

Optar por un tipo de divorcio concreto: comienzo de la toma de decisiones

Una vez toma la complicada decisión de finalizar un matrimonio se debe concretar por qué vía se desea realizar. A menudo, la primera pregunta del abogado suele ser la siguiente: ¿de mutuo acuerdo o contencioso? Y es que en España existen diferentes formar para poner punto y final a un matrimonio y emprender los trámites de divorcio.

Mutuo acuerdo

En caso de existir mutuo acuerdo entre los cónyuges, el abogado redactará el convenio regulador por el que se regirá el divorcio. Como parte del mismo se deberán incluir los puntos concretados y pactados por las dos partes involucradas; es decir, por ambos cónyuges.

A partir de aquí existen dos opciones:
Como parte de un procedimiento judicial y una vez redactada la demanda de divorcio y el convenio regulador se presenta ante el juzgado competente. Será preciso otorgar poder a favor de un procurador para representar a los cónyuges en el proceso. El juez y el fiscal, si hay hijos menores, vigilarán que el acuerdo no contenga pactos contrarios a la ley o perjudiciales para los implicados. Tras la ratificación del convenio por las partes, el juez dictará sentencia aprobando el convenio regulador. Si no existen hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores será el Letrado de la Administración de Justicia el encargado de Decreto aprobando el convenio regulador.
Si los cónyuges no tienen hijos menores de edad no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de ellos, podrán acudir a un notario para tramitar el divorcio de manera extrajudicial. El abogado presentará el convenio regulador en la notaría junto a la escritura de divorcio. En este caso, será el propio notario el encargado de velar por los intereses de las partes implicadas en el proceso.

separaciones-divorcios

Divorcio contencioso

En el caso de no llegar a un acuerdo entre los cónyuges, se deberá optar por un
procedimiento judicial de divorcio contencioso. No obstante, antes de llegar a este punto, se recomienda acudir a un proceso de mediación familiar. Sin embargo, en caso de que no funcione, en un divorcio contencioso la demanda será presentada únicamente por uno de los cónyuges. Éste estará representado por un procurador y asistido por un abogado.
Aunque aquí no se presenta convenio regulador, en la demanda se deberán precisar las medidas que se deban adoptar en relación a la guarda y custodia de los hijos, régimen de visitas, pensiones de alimentos y compensatoria en su caso, el uso de la vivienda, la liquidación del régimen económico del matrimonio cuando proceda, y demás peticiones que interesen.
Una vez se traslada la demanda a la otra parte involucrada, contará con un plazo de 20 días para contestar. Una contestación que necesita de abogado y procurador y en la que se manifestará la conformidad o no con lo solicitado por el demandante y se incluirán las medidas que se solicitan. Contestada la demanda, se citará a las partes a una vista o juicio oral en el que se presentarán las pruebas oportunas en apoyo de las medidas solicitadas.
Celebrado el juicio, el juez dictará sentencia reconociendo, en todo caso, el divorcio y acordando las medidas que van a regir el mismo.

¿Cuáles son los documentos necesarios para divorciarse?

Una vez definido el tipo de divorcio que se llevará a cabo surge otra duda: ¿qué
documentos necesito para poder divorciarme? ¡Te lo contamos!
– Certificado de matrimonio
– Convenio regulador (cuando proceda)
– Certificado de nacimiento (en caso de hijos)
– Certificado de empadronamiento (no siempre se solicita)
– Capitulaciones matrimoniales
– Otros: escrituras, bienes en propiedad muebles o inmuebles, certificados
bancarios, nóminas…