Aumento de los divorcios después del verano: ¿mito o realidad?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
aumento-divorcios

Descubre cuáles son los factores que influyen en el hecho de que después de las vacaciones de verano los divorcios aumenten en nuestro país

Cuando el verano toca a su fin, son muchas las parejas que deciden poner punto y final a sus respectivas relaciones. Esto conlleva un incremento sustancial del número de divorcios en España tras el periodo estival en relación con otros meses del año. Descubre por qué tiene lugar este fenómeno en una época tan específica más allá de leyendas populares y deja tu caso en manos de los mejores expertos.

Contexto actual: una radiografía del panorama español

Según el último informe del Instituto de Política Familiar en España del año 2019 sobre la evolución de la familia, “se producen más de 102.000 rupturas familiares al año, superando los divorcios la cifra de 98.000 casos al año”. Hoy en día, la tónica habitual consiste en que las rupturas matrimoniales aumenten progresivamente año tras año, a pesar del decrecimiento de número de matrimonios contraídos. Unas listas que engrosan de sobremanera las cifras de divorcios después de verano. “En España, aproximadamente el 30% de los divorcios se produce después del periodo vacacional de verano”. Psicólogos y expertos en materia de divorcios aseguran que, si una pareja tiene una relación sana, después de la época estival será más fuerte. En cambio, si la relación sufre altibajos, los días de vacaciones serán determinantes y podrán pasar factura con la llegada del otoño. Así lo confirman las estadísticas que amparan que durante el verano se deciden el 33% de las separaciones y uno de cada tres divorcios se produce en el mes de septiembre. Los motivos y factores que influyen en este hecho son diversos, ¿conoces cómo pueden afectar las vacaciones de verano a tu relación y tu estado civil? ¡Descúbrelo! 

¿Por qué se produce un aumento de los divorcios en España después del verano?

La estacionalidad del aumento de casos de divorcio en España nos hace reflexionar sobre los motivos o los diversos factores que contribuyen directa o indirectamente en este hecho. Las causas son varias. Durante el año estamos muy ocupados trabajando, tenemos poco tiempo libre y apenas existe una convivencia real o roce continuo. En vacaciones pasa todo lo contrario, tenemos contacto continuo con la pareja y es cuando salen a la luz problemas latentes que se arrastran desde hace tiempo. Por otro lado, también es importante tener en cuenta que el mes de agosto es judicialmente inhábil –salvo que se trate de supuestos urgentes–. Por tanto, septiembre es el mes donde se registran y se remiten a los Juzgados de Familia el mayor número de separaciones y divorcios. Sin embargo, hay otros parámetros a tener en cuenta también: 

Falta de compromiso y sociedad de consumo extrapolada a las relaciones

En las últimas décadas la sociedad ha sufrido un cambio radical en cuanto a valores y formas de ver la vida. Como consecuencia, el modelo de pareja ha cambiado. La sociedad de consumo con la que coexistimos hoy en día se extrapola también al ámbito de las relaciones personales. Esto, sumado a la falta de compromiso, de esfuerzo y de la búsqueda inmediata de placer, es una de las grandes contribuciones a engrosar el número de divorcios después de verano en España. 

Mayor tiempo para reflexionar y tomar decisiones

Durante las vacaciones tenemos más tiempo libre y más energía para echarle un pulso a la relación. Muchas veces, disponer de tiempo para uno mismo para reflexionar y meditar conlleva tomar decisiones importantes en la vida. Por eso, pasadas las vacaciones, se pasa de la teoría a la práctica concertando cita en los Juzgados. Cuando nos decidimos a iniciar los trámites para un divorcio, lo primero que nos viene a la cabeza son los pasos a seguir para empezar a hacerlo. Divorciarse en España es más fácil que en otros países, pero aun así no es algo inmediato y requiere tener claro cada paso para que no se nos escape nada y dejemos todo bien atado para el futuro. 

Si estas vacaciones han pasado factura a tu relación, contacta con nosotros. Pon tu situación personal en manos expertas y deja que los verdaderos profesionales velen por tu bienestar de principio a fin.